Estudio de la ilusión (I Fase)

¿Qué es para ti la ilusión?

Estudio realizado por Lecina Fernandez, 2011.

 

Desde hace unos años Lecina Fernández trabaja el tema de la ilusión, el resultado hasta la fecha es la publicación del libro “Érase una vez la ilusión” ES Ediciones. 2010, la puesta en marcha desde 2010 de “Talleres de La ilusión” impartidos y dirigidos a profesionales de los campos de la Salud, Educación y Social y población en general y la fundación del Laboratorio de la ilusión.
En el año 2011  inicia el estudio piloto ¿Qué es para ti la ilusión? con la colaboración de FINSOA (Fundación de Investigación Social y Operativa Aplicada) con el fin de iniciar el estudio del significado de la ilusión para la población española.

 

¿Qué es la ilusión?

 

La palabra ilusión viene del latín illusio, -ionis 'engaño', nombre sacado de illusus participio del verbo illúdere 'burlarse de, mofarse de'. Originalmente illudere en latín significaba "jugar contra (in), hacer mofa de".
En español el significado de la palabra ilusión, como en otros idiomas, significa engaño, percepción o idea irreal, distorsión de la percepción sensorial (óptica, auditiva, olfato, gusto y tacto). Este es el sentido propio y originario que todavía está presente en expresiones como ilusión óptica, y en frases como “de ilusión también se vive", "hacerse ilusiones", "es pura o vana ilusión", etc. Y también se manifiesta  con expresiones como iluso, ilusorio, ilusionista, etc.
Pero en español también tiene un segundo sentido, que se ha desarrollado especialmente a partir del S. XIX, tiene su origen en la época romántica y es el más vigente, popular y arraigado actualmente: es el de "viva esperanza, expectativas favorables depositadas en personas o cosas". Por ejemplo la ilusión de los niños por el Día de Reyes. Esta acepción con un sentido positivo, de algo valioso aparece en expresiones como “tener ilusión” “estar ilusionado” “hacerse ilusión” implica algo positivo, favorable, optimista.
Si hacemos un recorrido por los diccionarios la ilusión implica alegría, o felicidad que se experimenta con la posesión, contemplación o esperanza de algo[1]. “Esperanza cuyo cumplimiento parece especialmente atractivo. Viva complacencia en una persona, cosa, tarea, etc.”[2] .  Pero ya antes, en la poesía de Espronceda se asocia al sueño, a la fantasía y esperanza, dentro de una realidad que depende de la actitud y la interpretación del hombre.

 

¿Qué conlleva la ilusión?

 

Con este recorrido etimológico y de significado de la ilusión podríamos decir que la ilusión hace referencia al tiempo presente y al futuro y va ligada a emociones, sensaciones, pensamientos y actitudes positivas de las personas.

Siendo así nos podemos preguntar no sólo ¿qué es la ilusión? también es interesante otras preguntas como ¿Qué provoca en nuestras vidas? o ¿Cual es la diferencia que aporta en la vida el tenerla o no tenerla?

Para responder a estas preguntas se diseña el estudio ¿Qué es para ti la ilusión? 


¿Cuáles son los objetivos del estudio Qué es para ti la ilusión?

En esta primera fase del estudio se plantean dos objetivos:

  1. Iniciar el estudio del concepto ilusión y observar con qué conceptos relacionan la ilusión las personas.
  2. Observar si el concepto de ilusión varía según  las variables sexo, edad, nivel de estudios,  situación laboral, estado de salud de las personas.

 

¿Qué metodología se ha seguido para hacer esta primera fase del estudio?

 Para recoger la opinión que las personas tienen sobre la ilusión en esta primera fase del estudio se colocó en diferentes lugares La urna de la ilusión. Consiste en un urna de metacrilato transparente acompañada de papeletas en las que había una pregunta abierta: ¿Qué es para ti la ilusión? y las preguntas de las variables estadísticas nombradas en los objetivos.

No había ninguna persona encargada de la urna junto a ella. Las personas se acercaban voluntariamente a la urna, cogían una papeleta  y si estaban interesados en responder disponían de libertad de tiempo para contestar de forma privada y anónima. Cuando creía terminada su respuesta es la propia persona quien introducía la papeleta en la urna.