EL TREN

Lecina Fernández. Psicóloga Clínica

El Cortometraje EL TREN de Gonzalo Marín Cuesta es un ejemplo más de cómo el cine, además de ser el séptimo arte, es también una herramienta útil para la reflexión del comportamiento de las personas.

EL TREN  invita a reflexionar sobre la dualidad entre la angustia y la alegría, entre la soledad y el grupo, el lado oscuro y la inocencia, la dependencia y la libertad, la realidad y la imaginación, entre el vacío y la ilusión.

Uno de los temas fundamentales de EL TREN es la importancia de la ilusión en la vida de las personas:

-     Muestra cómo cambia la vida con ilusión y sin ilusión, la diferencia entre vivir de ilusiones y vivir con ilusión, la diferencia entre ser iluso y ser una persona ilusionante. ¿Dónde está la frontera? ¿Cuánto hay de ficción y de realidad en una ilusión? La ilusión tiene una frontera difusa entre lo real y lo irreal y para cada persona y en cada ocasión es de una manera. La ilusión se entiende en su sentido negativo como un engaño o autoengaño porque no existe en la realidad, pero en su sentido positivo, la ILUSIÓN POSITIVA[1] la entendemos como una fuerza, energía, motor que nos empuja, con esperanza y alegría a construir la realidad que queremos vivir. La ilusión pone en pie a las personas, las motiva a mirar hacia el horizonte, a esforzarse a divisar qué quieren.

-     La ILUSIÓN POSITIVA, al igual que ocurre con el tren, puede pasar por delante de nosotros y subimos o no a ella. A veces no pasa y tenemos que hacer el esfuerzo de ir a buscarla, de ir a por ella, como hacemos tantas veces cuando queremos coger un tren. 

-     En EL TREN se afirma que en él cabe toda la gente, pasa por todos los sitios y de la ilusión podemos afirmar lo mismo: la ilusión es para todos y de todos, y pasa por las situaciones más bonitas y también por las más feas.

Es nuestra elección subirnos o no a ese tren que nos lleva dónde queremos ir, a ese lugar íntimo, ideal y real que es la ilusión. Cada persona construirá  su propia ilusión para llegar a su destino. Desde aquí les invito a ver EL TREN y a descubrir dónde está la frontera de la ilusión y la suya propia lector. Buen viaje.

 

Entrevista a Gonzalo Marín Cuesta, director de El TREN. Próximamente.

 

El TREN. Dirección y Guión: Gonzalo Marín Cuesta. Intérpretes: Cristina Almansa, Alejandro Thomson, Francesco Chiavon, Guillermo Martinez, Pedro Buenaventura. Fotografía y Montaje: Pedro Cedenilla Bonet. Sonido: Jesús Rivas Benito. Dirección de Arte: María Solanes. País: España 2018. Duración: 6.57 min. Cortometraje.

[1] ILUSIÓN POSITIVA. Una herramienta casi mágica para construir tu vida. Lecina Fernández. Editorial Desclée de Brouwer. 2017.